Vicky, si no sabes Torear no te metas al ruedo

Por Mao Escribidor

Sentí pena ajena al ver la entrevista (si es que le puede llamar entrevista) entre Vicky Dávila y Gustavo Petro. Qué tristeza más grande ver la degradación del periodismo producto del amor al dinero o el círculo social a donde pretende llegar doña Vicky.

Las clases de historia en su secundaria (la de Vicky) pasaron inadvertidas, es posible que en aquella época capara clases para salir con chicos apuestos de Cali y por eso nunca tuvo claro lo que es un revolucionario y su diferencia con el hampón, pero agradezco que así sea para poder ayudarle a comprender las diferencias.

Simón Bolívar, mi querida Vicky no era un hampón, fue un venezolano o Veneco como diría usted y la senadora Cabal (Cortadas por la misma tijera), era un revolucionario y de buena familia, que literalmente la emprendió contra la corona española para liberarnos del yugo de los reyes y la esclavitud como sociedad mestiza.

Gracias a ese señor Bolívar, su familia, sus ancestros más lejanos pudieron traerla al mundo, porque no creo que usted venga de gran abolengo o de familias de duques, condes o descendientes directos de la corona. No, usted viene como el resto de colombianos, descendiente de ladrones, pícaros, violadores y asesinos, a los que el rey perdonaba sus deudas con la corona, a cambio de embarcarse a la conquista española. De ahí venimos casi todos.

Gustavo Petro, fue guerrillero del M-19, la única guerrila verdadera que ha tenido este país, la de El Comandante Bateman y Pizarro, pero por allá en Buga, le enseñaron más del Cristo Negro que de historia patria y por ello, usted no conoce la realidad de este país, a menos que la dibujen en billetes de alta denominación y que sea contada por un esposo con serios nexos en su pasado con las mafias del país. Hasta ahora espero no estar siendo grosero, sino directo con usted.

Vos y yo tenemos algo en común, (a lo bugueño ve) votamos por Uribe en su primera campaña. Yo también fui víctima como millones de colombianos, a los que ese señor de baja estatura, cara de santo y acento paisa, nos enredó con el cuento de hacer justicia y recuperar la paz del país. Yo creí en ese presidente y lo apoyé con mi voto y mis plegarias para que hiciera justicia.

A diferencia suya, cuando se comenzaron a destapar las ollas podridas, de un gobierno que compró el silencio de sus gobernantes, de su ejército y las instituciones de control, para dar la orden de asesinar a miles y miles de campesinos y jóvenes, muchos del Valle del Cauca, pero de diferente estrato al suyo, para hacerlos pasar por guerrilleros, comprendí que teníamos por presidente a un HAMPÓN, un tipo peligroso, lleno de sed de poder que quería acumular tierras y tierras para regresar a la época del reinado por la fuerza del poder militar.

Usted mi querida Vicky me hace reflexionar con respecto a su posición política, que sólo nos lleva a dos caminos posibles:

Es Muy Bruta y la Perdono

La primera opción es que usted sea muy, muy, muy bruta, tan bruta que la lleva a ser la fanática en cabeza del uribismo. Que no entiende, que no ve, que no razona o cuestiona sobre los hechos reales por los cuales a ese hampón se le tienen más de 260 procesos en las cortes. A una persona le pueden abrir uno o dos procesos por algo y se duda si es culpable o no, pero 260 procesos no salen a la luz, sólo por que tiene muchas tierras. Si ese es su caso y es de mera brutalidad, pues ni modo, bajo la cabeza y me digo Sólo se puede contra la ignorancia.

Está Vendida y Encochinada

Más creíble la virginidad de Esperanza Gómez que la inocencia de este señor

La segunda opción, muy peligrosa por cierto, es que sea una mujer muy, muy, muy codiciosa, tan codiciosa que se casa con un tipo cuya reputación está en boca de toda la sociedad, pero que (gracias a que vivimos en Colombia) hasta que no se demuestre su culpa será inocente y si sale culpable nos vamos a la segunda instancia y si hay que crear una tercera instancia para eso hay plata, para modificar la constitución.

Sólo una mujer con una codicia gigantesca podría hacerse la de la vista gorda y aceptar los beneficios que pueda ofrecer su opinión sesgada sobre una realidad que es inminente.

Lo Imperdonable

A mi juicio, cualquiera que diga a grito herido que estamos pasando por un buen gobierno es un hijo de puta vendido a la corrupción (Me perdona la palabra, pero no existe otra que se pueda igualar).

Imperdonable que una revista como SEMANA, que tuvo credibilidad cuando tenía periodistas de verdad, hoy quede en manos de una vulgar figura como la suya, que no respeta a un candidato presidencial y lo llama Hampón, por el único hecho de denunciar al verdadero criminal de este país.

En Carrusel le enseñan como peinar Uribistas

En la historia, que leerán sus descendientes alguna vez, se hablará de usted como ejemplo putrefacto del periodismo comprado por la corrupción, se usará su nombre sólo como sinónimo de codicia y sus hijos deberán leerla como la mujer que apoyo al hombre más peligroso y corrupto del país.

Virginia Vallejo al menos fue directa y confesó haber tenido un idilio con el Patrón de la Droga, pero usted no tiene ese valor, sus principios están comprometidos con un personaje que la dejará manchada el resto de su vida.

Vallecaucanas de distintas cunas y distintas camas

En la Autónoma de Cali no hablan bien de usted, sus compañeros de clase (conozco a varios) la tildan de palabras que no puedo mencionar aquí por respeto a quienes leen mi columna, pero no son nada halagadoras.

El destino se encargará de hacerle tragar una a una sus palabras, su boca es más peligrosa que los bombardeos de su admirador el Ministro de Defensa, usted SÍ AMENAZA A MUERTE con sus entrevistas generando odio, pero cuando le hablan fuerte, se convierte en la víctima de la guerrilla y el comunismo. Se equivocó de profesión Vicky, lo suyo era la actuación, no el periodismo, porque para el periodismo se necesita algo que usted no ha conocido: IMPARCIALIDAD, OBJETIVIDAD Y HONESTIDAD.

Por respeto a su familia, a su hijo y la sociedad bugueña de gente buena, trabajadora y creyente, déjese de tanta payasada, de andar defendiendo a su Jefe Político y acepte de una buena vez por todas que usted tiene vínculos con Álvaro Uribe Vélez. Sea honesta una vez en su vida.

PD/
Cuando gane Petro le recomiendo incursionar en las telenovelas donde valorarán su trayectoria, sus llantos y su victimización en público. Claro que siempre estará muy por debajo de Margarita Rosa de Francisco, Carolina Guerra y mucho más abajo de Esperanza Gómez, pero el grupo RCN estará feliz de tenerla con ellos en su fascinante parrilla de programación, apta para uribestias en donde eres Santa Dávila.

PDtica/
Invitar a Petro para subir el rating y terminar sola en la entrevista no ayuda mucho … pero fresca, la vida te dará otras posibilidades con Paloma, Uribito y demás miembros de la Ultra Corrupción, perdón Ultra Derecha!