¿Una CONSTITUYENTE podría ser la solución?

Por Mao Escribidor

DEFINICIÓN

Una Asamblea Constituyente o Constitucional es una reunión nacional de representantes populares que asumen el único objetivo de acordar reglas que regirán, en el futuro, la relación entre gobernantes y gobernados, así como el funcionamiento, distribución del poder y fundamento de su sistema político y social. Dotado para ello de plenos poderes o poder constituyente al que deben someterse todas las instituciones públicas.

En 1.990 y gracias a un movimiento llamado Todavía Podemos Salvar a Colombia un grupo de estudiantes propuso la creación de una Asamblea Constituyente y a través de voto popular, se escogieron a 70 personajes que tendrían esa labor que modificar la constitución.

Mis recuerdos de la Constituyente de 1991 - El Unicornio

Considerada como un gran paso a la transformación del país y apoyada por todos los sectores políticos, incluyendo al exsenador asesinado Álvaro Gómez Hurtado, se creo una reforma a la constitución que, a juicio de expertos, representaría un cambio fundamental en la sociedad.

Si bien esa Constituyente del 91 rige hoy en el país, su aplicación no ha dado el resultado esperado y nos obliga a preguntarnos ¿Qué salió mal? ¿Por qué a pesar del esfuerzo de toda una nación, hoy seguimos sumidos en la corrupción política?

Los tratados de libre comercio (TLC) atentan contra la producción interna del país, incitando a campesinos a cultivar productos ilícitos ante la poca oportunidad de competir con productos importados.

Semana Rural | Estos son los derechos que la ONU reconoció a los campesinos  del mundo

El sistema de justicia es un fiel reflejo de la inoperancia y corrupción de las cortes, en donde los grandes ladrones del erario quedan libres, en donde personajes como Álvaro Uribe Vélez esquivan de manera ingeniosa las acusaciones más delicadas de nuestra historia y deja en evidencia que el poder de unos cuantos, está por encima de las leyes.

Colombia es el país más corrupto, revela U.S. News | Vanguardia.com

La elección libre de los entes de vigilancia como la fiscalía, procuraduría, defensoría del pueblo, registraduría y demás son nombrados por el presidente, permitiendo que el gobernante pueda controlar la justicia a su antojo y sin límites.

La Constituyente del 91 dejó
muchos vacíos que hoy se han
convertido en el epicentro de
la corrupción política.

En Colombia el problema no es la constitución en si misma, es su implementación por parte del Estado que, de manera audaz y siniestra, encuentra la manera de interpretarla y ejecutarla, acorde a sus necesidades.

El Congreso de Colombia

El congreso de Colombia se ha convertido en una batalla urbana de poder, cada partido lucha por tener un número de congresistas que legislan bajo las órdenes del cacique del partido y no por convicción propia. Así las cosas, el partido con mayor número de congresistas, impone la ruta política del Estado, a conveniencia de sus intereses, dejando atrás el juramento de representar al pueblo que lo eligió, para convertirse en los peones de los jerarcas políticos.

Habrá acuerdo entre Uribe y Vargas Lleras en reformas política, tributaria  y de justicia? – Corrillos

Con unos sueldos exorbitantes, unos horarios laborales absurdos y unos beneficios de ley, aprobados por ellos mismos, los congresistas han perdido toda credibilidad de la ciudadanía, pero aún así, los caciques se encargan de mantener a sus seguidores ávidos de ir a las urnas para luego recibir el premio de una recomendación laboral, un cargo de escritorio o simplemente dinero en efectivo por su voto.

Sorprenden a senador Huilense durmiendo en plena sesión del Congreso – Soy  Campesino

Una nueva constituyente podría revaluar el tamaño del congreso, definir con responsabilidad cuántos congresistas necesitamos en el país, modificar sus salarios, evaluar sus funciones y establecer responsabilidades más acordes a su deber ciudadano. Ellos nunca presentarán esa iniciativa de reforma porque afecta sus intereses y el de sus partidos, sólo a través de una constituyente seria y participativa podemos transformar el congreso.

¿Por qué no logramos mejorar?

Como sociedad estamos muy lejos de entender que el mundo cambió, seguimos atados y dependientes de las mismas familias que aseguran conocer la manera de gobernar.

Admiten denuncia contra Uribe por supuesta compra de votos a favor de Iván  Duque - Colombia me gusta

Esas familias de apellidos nobles, procedentes de antiguos presidentes y latifundistas, que encontraron en la política un recurso inagotable de dinero para incrementar sus riquezas. Así de simple son las cosas y eso, todavía sigue vigente frente a los ojos de toda la sociedad que, absorta en el circo del fútbol y las novelas, se deja llevar de culo para el estanco.

Muchos me preguntan
¿Cómo transformamos al Congreso?

Una constituyente sin Cesar Gaviria, sin Álvaro Uribe buscando como eliminar las cortes, sin un Fajardo que juega en varios frentes políticos, sin un Jorge Robledo lleno de resentimiento con la izquierda por el apoyo a Petro, sin tanto maldito político vendido a la corrupción.

Para ello debemos saber escoger a los Constituyentes, los que tendrán la responsabilidad de modificar, crear y sustentar una nueva constitución acorde a las necesidades del país y ante todo, del lado de la ciudadanía y no de los intereses de los grandes empresarios de Colombia que ponen y quitan leyes acorde a su beneficio.

No vendrá Jesús de Nazareth a gobernarnos, nosotros somos los único que podemos cambiar a Colombia, a través del voto primario, lo demás son discursos chimbos que quisiéramos creer y que al final son paños tibios de los político que, con promesas de transformación siguen dándonos por donde más duele.