TODOS debemos saber la VERDAD de Colombia

Por Mauricio Marulanda

Tenemos al Centro Democrático y al Matarife detrás del poder, enfrentando el rechazo de la ciudadanía. Es inevitable que veamos a toda la estructura de Uribe derrumbarse ante la sociedad, pero no debemos cantar victoria, recordemos que ya esto ha pasado antes y que de una manera u otra, los corruptos se reinventan para seguir en el poder.

Después de Uribe, seguirá Vargas Lleras y Cambio Radical, un hueso bastante duro de roer, que en su momento, se irá contra Uribe para liberar sus penas y acusar al Centro Democrático para ganar espacios en la política.

El juego político de los Jefes de Partido
consiste en mantenerse en el poder a
costa de nuestra ingenuidad

Debemos evolucionar como sociedad, entendiendo los conceptos más básicos de la corrupción.

LOS PARTIDOS POLÍTICOS

El primer foco de corrupción nace de los partidos políticos, que no son otra cosa que un grupo de personas que se asocian para su propio beneficio.

Los partidos tienen un objetivo claro: Obtener mayorías en el congreso para crear, modificar y anular leyes que le permita tener el control total del poder.

La Banca Privada y los grandes empresarios de Colombia, invierten grandes cantidades de recursos para apoyar a los congresistas, con la certeza que al llegar ellos al poder, podrán tener acceso a leyes, reformas y contratos que permitirá a sus inversionistas recuperar su capital con creces.

Los partidos políticos son ese cáncer que sobrevive del erario, de nuestros impuestos y de los acuerdos que hacen con el gobierno para aprobar leyes. No son nuestros amigos, no tienen interés alguno en mejorar nuestras condiciones de vida, son simplemente prostitutas vendidas a la banca.

Veamos esta gráfica para entender como funciona:

Acorde a esta gráfica los independientes (cosa que no son y todos los sabemos), están conformados por los Liberales y Cambio Radical (Gaviria y Vargas LLeras) con 95 votos.

Al otro lado tenemos a los partidos de gobierno Centro Democrático, Conservadores, Mira y Partido de la U con 137 votos.

Y finalmente tenemos a la oposición, liderada por Alianza Verde, (que tampoco representa a la oposición) Polo Democrático, Partido de las FARC y Colombia Humana con apenas 44 votos.

Quiere decir que el partido de gobierno estará siempre dispuesto a aliarse con los Independientes, (las hienas) para abrirse de piernas al gobierno a cambio de ciertos contratos y beneficios que se resumen en robarse la platica del pueblo.

Cada congresista que recibe el aval de un partido, se convierte en voto de bancada. Lo que significa que por haber recibido el aval del partido, estará dispuesto a apoyar las decisiones de su Jefe de Partido, independiente de su criterio. Los partidos no quieren congresistas inteligentes o diligentes, sólo necesitan aumentar su número de votos y dominar en la toma de decisiones, con esclavos a su servicio en el congreso.

El juego es simple. Todo aspirante a ingresar al partido, debe conseguir un número de votantes que crean en su propuesta de transformación. Por es los vemos en campaña prometiendo cosas absurdas, con tal de conseguir el anhelado voto de los más ingenuos, que creyendo en el candidato votan por él a la espera del cambio.

El Jefe de Partido recomienda a la banca y a los empresarios apoyar la campaña de dicho candidato con una contribución económica, que por lo general termina en manos de los líderes del partido, como parte del pago anticipado por futuros favores a la banca.

Para el Jefe de Partido, esas promesas de campaña de un congresista no tiene importancia alguna, el verdadero objetivo es llegar al congreso con un número corpulento de congresistas, dispuestos a entrar en las grandes ligas de la corrupción y aprobar todo lo que el Jefe de Partido requiera para llenar los bolsillos de los corruptos.

¿Y entonces cuál es beneficio para el
pueblo con los partidos políticos?

Los partidos políticos fueron creados para generar diversas posturas de pensamiento político, que permitan a una sociedad encontrar el balance adecuado entre la oposición y el gobierno. Pero en Colombia descubrimos que era más rentable estar todos del mismo lado y robarse conjuntamente los recursos de la nación.

Pero, ¿No era el objetivo de los congresistas
representar los intereses de sus votantes?

En teoría sí, pero gracias a que la corrupción llegó a escalas muy altas, como las cortes de justicia, la corrupción se convirtió en el deporte preferido de los políticos, porque al fin y al cabo, las cortes estarían para librarlos de cualquier eventualidad que los pudiera afectar legalmente.

El Cartel de la Política en Colombia es mucho más peligroso que cualquier otro y queda demostrado, cuando a miembros de los partidos políticos de gobierno, se les ha encontrado nexos directos con el narcotráfico y las cortes se hacen a un lado pero evitar condenas a los socios del cartel.

Gracias a la incursión de las narco-campañas, se pudo garantizar que los dineros fáciles del narcotráfico, financiaran la compra de votos para mantener al partido corrupto en el poder y seguir desangrando al país.

Los partidos políticos son el foco de corrupción más grande del país, lograron todo el poder necesario para inhabilitar a la oposición y unirse conjuntamente con el gobierno para satisfacer su codicia y ambición de poder. Así de mal estamos en Colombia.

¿Cómo podemos cambiar esta crisis de
corrupción que nos tiene azotados?

Ese será el tema de mi siguiente columna en unos dias. No se la pierdan.