¿Qué puede estar pensando Uribe en medio de este Caos?

Por Mao Escribidor

La Colombia de Álvaro Uribe fue construida a partir del miedo a la guerrilla, al miedo de las pescas milagrosas, a la imposición del bien sobre el mal, desde la perspectiva del ciudadano de clase media y media alta.

Los 6.042 casos reportados de falsos positivos, lo han golpeado brutalmente en la cara, tanto que no tuvo otra alternativa que renunciar al senado para pasar de agache ante la justicia y obligar a uno de sus títeres, a manipular las evidencias para que la fiscalía, lejos de acusarlo, se convirtiera en el organismo de su defensa. Así de mal le salieron las cosas.

Alvarito no duerme bien, los días pasan y esa pesadilla con Gustavo Petro en la presidencia le roba la calma, lo llena de angustia. Sabe muy bien que de llegar Petro a la presidencia, cambiaría a sus amigos magistrados y jueces de las cortes y su condena sería inminente ante todas las pruebas que existen y que hoy, están engavetadas en las cortes. Teme terminar como su homólogo Fujimori en una prisión hasta su muerte.

Alcalde Mayor Gustavo Petro propuso al Gobierno Nacional ampliar polít |  Bogota.gov.co

No debemos subestimar la inteligencia de este señor, por algo fue presidente dos veces y por algo tiene al títere al mando del país. No piensen por un instante que está vencido, por el contrario, esta a puertas de hacer su jugada magistral, la que podría abrirle un nuevo camino en la política, borrando definitivamente el pasado y logrando así su reactivación.

Sabe que ya no cuenta con los diez millones de votos que alguna vez tuvo, ahora escasamente podría tener dos millones de votantes y algunos otros que podría comprar gracias a la inmensa fortuna que obtuvo vendiendo pistas de aterrizaje a los narcos de Medellín y los miles de millones que ha recibido gracias a los numerosos contratos que ayudó a llevar a cabo para su compadre Sarmiento Ángulo. La compra de votos será indispensable para tener influencia en las próximas elecciones.

El descaro de Uribe y su reforma tributaria | Semanario La Calle

El problema es que no tiene un candidato sólido, no tiene esa imagen de alto impacto y reconoce que, usar otra vez a un aparecido como Iván Duque no le va a funcionar, necesita a alguien mejor, mucho más fuerte, pero ante la ausencia de ese candidato del Centro Democrático, las opciones de limitan a Sergio Fajardo y Arturo Char.

Fajardo o Uribe, con quién quiere Antioquia?

Sergio Fajardo debe entender que una alianza con Uribe podría ser fatal para su imagen, así que no puede ser pública. ¿Qué quiere decir esto? Simple. Que Fajardo seguirá su campaña, el Uribismo perderá en Primera Vuelta y para Segunda Vuelta pedirá a sus votantes respaldar a Fajardo, sin que sea tan evidente la sociedad entre ellos. ¿Entendieron? Así Fajardo tendría el voto de Uribe, sin que puedan asociarlo directamente con él.

Por el lado de Arturo Char las cosas no son tan fáciles como se ven. Recordemos que Germán Vargas Lleras ha intentado en las pasadas elecciones llegar a la presidencia en honor a su abuelito, pero no lo ha logrado, la gente simplemente no le cree. Ahora que en sus filas tiene a Arturo Char y la fuerza de su partido respaldándolo, Germancito siente que puede llegar a ser el hombre detrás del poder.

Se prendieron las presidenciales? Álvaro Uribe confesó admirar mucho a Alex  Char

Para Vargas Lleras esa sería la posibilidad más cercana de acariciar la presidencia y tener control del poder político que tanto sueña. Por ello no tiene intenciones de compartir ese logro con Alvarito, y una posible coalición entre ellos no sería un buen trato para Vargas Lleras, que conoce muy bien a Uribe y sabe que se meterá a la brava en sus planes a futuro.

Vargas Llegas y Cambio Radical se juegan a muerte Presidencia de Senado con Arturo  Char - Cambio24

Uribe no tiene más opciones, está limitado por sus antecedentes y su pobre imagen, pero tiene control sobre varios medios y sabe que mientras SEMANA y RCN sigan sus directrices políticas tiene como hacerle daño a Petro. No se nos olvide que el objetivo de Uribe es derrotar a Petro.

Gustavo Petro, ¡Basta ya!: editorial de SEMANA

Alvarito tiene claro que bastaría una llamada a su amigo el general Zapateiro para dar un golpe de Estado, justificando la intromisión de las fuerzas militares porque a Iván Duque le quedó grande manejar la situación del país y por ello, el General Zapateiro debe tomar el poder para restaurar la democracia en el país.

General Eduardo Zapateiro fue ascendido por el Senado | RCN Radio

Esa idea debe rondarle mucho por la cabeza, sería el plan casi perfecto para regresar al poder a espaldas de un militar que haría lo que ordene Uribe. Limpiarían al país de tanto comunismo, Petro saldría corriendo buscando asilo y los muchachos de Primera Línea serían perseguidos por traición y rebeldía y condenados a muchos años de prisión. Las cortes militares se impondrían y toda la documentación y testigos en contra de Uribe simplemente desaparecerían. El Estado ideal de un Dictador.

Pero para lograr ese objetivo es indispensable tener el apoyo de la ciudadanía, así como lo logró en el 2002, cuando nos vendió la idea de un país sin guerrilla. ¿Cómo lograr que las mayorías apoyen esta idea?

No es tan complejo como creemos, la mente de los colombianos es simple, retrograda y facilista. Todo lo que se requiere es generar caos y violencia.

Resumen del día de manifestaciones en Colombia según el ministro de  Defensa, Carlos Holmes Trujillo | CNN

Infiltrar agentes en las manifestaciones, destruir propiedad privada, mantener vías bloqueadas y ordenarle a Duque a no pactar con los dirigentes del paro, genera el ambiente ideal y necesario para justificar el golpe de Estado, sacrificando al títere que, igual no ha logrado nada y es considerado un daño colateral en esta guerra.

Mientras una parte de la población apoye la medida del golpe de Estado para fortalecer la democracia, el pueblo estaría dividido en dos bandos y por supuesto que se despejarían las vías apunta de plomo, el ejército tendría total dominio en las calles y la paz y la normalidad regresarían a Colombia.

monica torres's tweet - "@PoliciaColombia @PoliciaCali Sigan protegiendo a  los paracos de ciudad jardín! " - Trendsmap

Pero el plan magistral no termina ahí, es apenas el comienzo del infierno al que nos van a someter. Mientras el pueblo espera la restauración de la democracia a través del voto popular, buscará la forma de dilatar las elecciones al menos por dos años, mientras limpia al país de tanto vándalo comunista y líderes progresistas que buscan como llegar al poder.

En esos dos años, tendrá el tiempo necesario para crear a su sucesor a imagen propia, una especie de Uribe joven, fortalecido, reloaded, que llegue al pueblo y le prometa la Colombia que todos anhelan.

Las mentiras y verdades de Tomás Uribe Moreno en Semana | ColombiaCheck

Esas elecciones serán muy similares a las de Venezuela, rodeada de militares cuidando las mesas de votación, verificando de manera autoritaria que el candidato de Uribe sea el ganador y un 7 de Agosto de un año a futuro, tendremos la restitución de la democracia en Colombia y el reloj histórico se pondrá en 00:00:00 y vuelve a jugar la política corrupta en el país.

Pero dirán algunos de ustedes, eso no pasará porque los entes internacionales tomarán medidas y bla, bla, bla. Les recuerdo que se tomaron todas esas medidas en Venezuela y ahí está Maduro dándoles por donde se rompen las ollas. Aquí el caso no sería ese, Uribe es inteligente y sabe que durante el gobierno militar deberá motivar la economía, ayudar a los grandes empresarios a reactivar el comercio y tener al menos a una parte de la población contenta para sustentar en el exterior que Colombia va por buen camino.

Infografía: bases militares de EE.UU. en Colombia - YouTube

Además, seamos honestos, ¿A quién carajos le importa que Colombia este bien o mal? A los gringos, ellos apoyarán este golpe de Estado para evitar que el Comunismo de Petro llegue al poder y así mantener al país como base de operaciones para Latinoamérica.

Cada mañana que despierto, me pregunto si será este día en que pasará lo que parece inevitable, me asusta tener estas pesadillas, me duele ver el país como está, pero duele más aceptar que somos tan débiles de pensamiento, que preferimos eso, antes de dar una transformación real al país por medio del voto y que cuando por fin maduremos como sociedad, sea muy tarde.

Que Dios salve a la patria!