¡Qué Orgullo tener un Petro!

Por @EscribidorMao

Nací a mediados de la década de los 60’s y desde entonces, nunca he podido decir con gratitud, que el gobierno de turno esté haciendo algo bueno para el pueblo, y al decir pueblo, me refiero a las grandes mayorías que componen la pirámide social de nuestro país.

Nunca vi en el transcurrir de mi vida, que una familia de dirigentes políticos se fuera a la ruina y quedara en en la calle, pero he visto a miles de buenos colombianos que, intentando salir adelante terminan apostando sus capitales y quedando en la ruina, producto de un sistema que absorbe al más débil y engorda a los grandes empresarios y políticos que aprueban nuevas leyes para beneficios de personajes como Luis Carlos Sarmiento.

Así nos han llevado, poco a poco, a ser un país conformista, subyugado al poder de unas élites políticas que, lejos de representar nuestros más básicos intereses, se las ingenian para mantenernos distantes del crecimiento social, porque ellos piensan que todos debemos ser pobres e ignorantes y que a base de promesas absurdas les daremos el voto cada cuatro años.

Un tal Gustavo Petro

Aparece en el panorama un tal Gustavo Petro, un exguerrillero del M-19 que liderando las desgastadas banderas de la igualdad de oportunidad y los derechos consagrados en la constitución, nos pone a reflexionar sobre esa realidad que evitamos afrontar.

El Guerrillero ese viene con un discurso de apoyar el campo, estudio gratuito, defensa a los derechos fundamentales y productividad interna para el crecimiento de la economía. Ese guerrillero de mierda, se les ha metido a la cabeza de los colombianos y ha despertado ese sentir absurdo de creer que todos podemos tener una vida decente y digna.

Ahora la Derecha y todos los sumisos seguidores de quien en alguna época fue el Colombiano Ejemplar, han ido descubriendo que su ídolo, su salvador, no es otra cosa que un genocida, egocéntrico, que desea perpetuarse en el poder a costa de su fortuna, adquirida durante el desarrollo de los carteles de la droga en Antioquia y que gracias a ese discurso embaucador de inicios del milenio, logró engañar a todo un país.

Ha sido tan grande la caída de Álvaro Uribe Vélez, que hoy, ni en su mismo partido están de acuerdo con sus iniciativas. Como buenos colombianos que somos, al caído, caerle y enterrarlo para siempre.

Los que ayer eran sus más acérrimos seguidores, hoy lo ven con desprecio y toman distancia de sus pensamientos, sabiendo que el pueblo ya conoce una verdad que salió a flote, gracias a los medios independientes de comunicación. El Patrón del Mal está cagao y el agua no existe.

Petro el más perseguido

Duramos más de 50 años esperando otro Jorge Eliecer Gaitán, esperando a alguien que no viniera de las clases políticas tradicionales a vendernos otras promesas falsas como lo han hecho desde siempre.

Llegó un tipo con huevos para enfrentarse a los corruptos en el congreso y denunciar sólo algunos de los actos más descarados de la política colombiana, llegó un señor distinto a los demás, que piensa como el pueblo, que siente el verdadero dolor de patria y propone un cambio real en la estructura de nuestro país, basado en la igualdad de oportunidades para todos … y por ello es condenado a llevar la cruz de ser un Mamerto de Izquierda que todo lo quiere gratis.

La Derecha no puede cambiar su discurso de derecha, eso los convertiría en seguidores de los ideales de Petro, así que no pudiendo copiar su programa de gobierno, buscan atacarlo, pero se enfrentan al reto mas grande de su historia ¿Cómo atacar el discurso de Petro?

Gracias a nuestro vecino, la Derecha busca generar un paralelismo entre Petro y Maduro, pero no les funciona, ese discurso quemado lo usaron en el 2018 y el resultado de nuestro actual títere sólo demuestra que la Derecha ha perdido su capacidad de convencer a los ingenuos.

¿Por qué tanto empeño en acabar con Petro,
dejando atrás sus propuestas de gobierno?

Hay muchas razones muy confiables para responder a esa pregunta:

¿Qué harán estos ricos insaciables de poder, cuando la reforma tributaria los obligue a declarar todo lo que tienen y pagar los impuestos que deberían pagar?

Si hay algo que no toleran los políticos corruptos es alguien intente quitarles lo que se han robado con tanto esfuerzo. Una reforma que los obliga a declarar hasta el último centavo, bajo la lupa de una administración transparente, los hace temblar de miedo y apretar culo para evitar el fraude.

¿Qué van a hacer cuando el Pacto Histórico le robe limpiamente el 40% o más de sus congresistas corruptos que aprueban leyes sólo para ricos?

Mi imaginación no logra visualizar a un C´ésar Gaviria, Andrés Pastrana, Álvaro Uribe y demás políticos, perder en las elecciones de congreso y quedarse sin ese poder que respaldaba la sociedad con los grandes empresarios. Estarían por fuera de la batalla progresista y terminarían saliendo del país, reclamando ante la comunidad internacional que son perseguidos políticos de un sistema socialista.

¿Qué van a hacer cuando pierdan alcaldías y gobernaciones valiosas para apoderarse de los recursos y las regalías de cada región?

Van a decir que Petro ha convocado al comunismo y que tiene engañado al pueblo para derrotar la democracia, porque cabe anotar que cuando gana la Derecha es porque hay democracia, pero si triunfa el progresismo se trata de comunismo en su máxima expresión.

Llegó la Hora del Cambio

Es inevitable y predecible, el pueblo colombiano tenía que despertar de tanta mentira y engaño al que hemos estado sometidos por décadas, ya era momento de despertar y estudiar con detenimiento la política nacional y descubrir que hemos sido víctimas de un engaño continuo por parte de estos mal llamados líderes de la patria que no han hecho nada distinto a robarse el erario, engordar sus cuentas en el extranjero y sentirse los padres de la patria boba.

El sólo hecho que una bandola de corruptos se unan para acabar con Petro, debería ser motivo suficiente para apoyarlo, para respaldar sus propuestas y apostarle a un cambio. Muchos aseguran que si Petro gana, esto va a empeorar y el problema es que no veo cómo puede ponerse peor la situación, no veo cómo podemos estar más cagaos de lo que ya estamos, mientras ellos siguen campantes en sus mansiones y sus paraísos pagados con recursos del pueblo que aclama por tener derecho a la salud, la vivienda, el estudio y un empleo digno.

No hay vuelta atrás colombianos, el camino al cambio está marcado por la senda del progresismo y al igual que Chile, seguiremos el sendero de la unión, demostrándole a esta bandola de sicarios sociales, que somos un país pujante, con ganas de salir adelante y que estamos dispuestos a mandarlos a la mierda para generar el cambio que propone Gustavo Petro.

PostData:
Me tiene sin cuidado que me tilden de guerrillero e izquierdoso, me ofendería más sentirme identificado con una derecha que tiene arrodillado a un pueblo como el nuestro.

PostDatica
Si intentan ofenderl@ con palabras como Mamerto Guerrillo, levante sus manos con dignidad y hágales un guiño, diciendo Nos vemos al otro lado de las elecciones.