LOS MACHOS, MACHOS DE LA POLICÍA CONTRA UN ANCIANO DE 70 AÑOS

La pregunta que todos debemos hacernos es: ¿Cada policía obra bajo su propio y estúpido criterio o peor aún, es este el entrenamiento que reciben los agentes de policía por parte de sus comandantes? En cualquiera de los dos casos, el resultado es el mismo, son el REFLEJO de un Estado Opresor, de una DICTADURA que viola de frente y sin escrúpulos los derechos fundamentales de la población. ¿Es esta la democracia de la que nos habla en Centro Democrático? Que viva Uribe!

La situación tiene un trasfondo mucho más grave. Este señor de 70 años, tiene bajo su responsabilidad a una madre de 90 años, imaginamos que acorde al inútil, que sale todos los días a las 6 de la tarde en los canales privados, tanto el anciano como su madre deben estar recibiendo TODO EL APOYO que el gobierno le está brindando a la población más necesitada. Pero NO, ellos no reciben un centavo del gobierno, pero si el anciano, que NO ES UN ATENIDO (como muchos funcionarios del gobierno), que tampoco es un PEREZOSO, como lo dirían miembros del Centro Democrático, el señor sólo quería salir a vender sus mercancías para llevar algo de comer a su madre e infortunadamente se encontró con una hijos sin madre, que aburridos, sin nada que hacer, porque a las ollas donde están los ladrones y el microtráfico no van, porque se cagan en los pantalones, deciden distraerse, agarrando en fraganti al anciano que rompe las normas de cuarentena y lo someten violentamente, usando todas las técnicas aprendidas en la escuela de la policía, para demostrar a todos los bogotanos que pasan y graban el evento, lo MACHOS, MACHOS que son.

¿Será que cuando capturan
un capo de la mafia, son
así de valientes?

Esa actitud ARROGANTE, INMORAL Y ABUSADORA, se han caracterizado tanto en la policía nacional, que hoy, la gente prefiere caer en manos de la delincuencia que en manos de la autoridad, pero eso sí, día de por medio vemos titulares de los noticieros en donde policías activos son capturados por ROBO, SECUESTRO, VENTA DE DROGAS y demás delitos propios de este país.

Fue gracioso escuchar en la radio al General Gómez Heredia, asegurando que sus hombres estaban haciendo cumplir la normas de confinamiento y que sí, que sí se sobrepasaron un poco, pero que ya él fue en persona a pedirle disculpas al señor agredido.

¿Creerá el señor General que unas
disculpas son la solución a este abuso?

O sea, sí el próximo Paro Nacional, salimos y por cosas del destino y porque somos humanos (porque esa frase la usó el general en la entrevista, justificando que sus agentes son humanos) , cometemos el error de atacar una estación del transmilenio, todo lo que debemos hacer es pedir disculpas y ASUNTO ARREGLADO. Por supuesto que dirán que no es lo mismo y tienen razón, violentar a una persona es mucho más grave, aunque los senadores del Centro Democrático dirían que eso depende, porque al fin y al cabo, el anciano es un viejo decrépito y pobre, que a nadie le importa. Mi análisis es simple: Cuando el Estado es quien quebranta la ley, sólo escuchamos disculpas y justificaciones, pero vaya usted y haga lo mismo y será considerado criminal y le caerá todo el peso de la ley. Creo que existe un tipo de gobierno apropiado para ese comportamiento y se llama DICTADURA.

Cada día que veo estas cosas, me convenzo más de la desigualdad que existe en este país, pero duele mucho más cuando un agente de la policía que no es más que otro colombiano del pueblo, uno salido del barrio popular, que no pudiendo encontrar trabajo se une a la policía para poder comer, se comporte como todo un HIJO DE PUTA con aquellos más jodidos que él.

¿Será que ya los convencieron
que pertenecen a la clase
media de esta sociedad?

LLegará el día, y no está muy lejano, en que las cosas en Colombia van a cambiar, en que los policías serán puestos en su lugar, recordándoles que están para proteger al pueblo y no para abusar de la sociedad. Está cerca el día en que la DICTADURA saldrá de la Casa de Nariño y tendremos un gobierno y un congreso sin carteles de la mafia. Los días que faltan están corriendo y llegará la JUSTICIA a Colombia.

SOMOS LA RESISTENCIA INTELIGENTE