LOS DEBATES: El Show de Incoherencias

Por @EscribidorMao

Empezaron los debates presidenciales entre los competidores por la presidencia de Colombia y es importante aprender de las experiencias pasadas, para no caer en los errores que cometimos en el pasado.

¿Cuál es el objetivo de los debates?

Los debates fueron creados para escuchar a los candidatos y generar enfrentamientos de pensamientos entre los participantes, de frente a la sociedad por medio de comunicación masivos.

Acorde a esta definición, los debates no cumplen el más importante de sus objetivos: “Conocer a fondo las propuestas de los candidatos, por motivos de tiempo al aire en una transmisión de medios”.

Es justo por esa limitante, que los candidatos optan por presentar propuestas populistas con un límite de tiempo de dos minutos, que no permite a los candidatos ampliar las bases de la propuesta, ni debatir la viabilidad de cada una de ellas.

¿Qué resultado se obtiene de los debates?

Hagamos el ejercicio para poder entenderlo: El coordinador lanza una pregunta simple: ¿Cómo piensan superar la crisis del Covid en Colombia? Cada candidato tiene dos minutos para responder.

El Candidato 1 en su corto discurso, asegura que el Estado dará a todos los colombianos desempleados un auxilio de un millón de pesos durante un año para compensar el desempleo y llevar estabilidad en cada uno de los hogares colombianos.

Esta respuesta genera en el espectador del debate una emoción favorable con el candidato que la propone, porque siente que este personaje se identifica con las necesidades del pueblo.

El Candidato 2 presenta una propuesta de estimulo a los empresarios para generar nuevos empleos y atraer la inversión extranjera con una reducción de impuestos para quienes inviertan en Colombia y generen empleo.

Esta propuesta no sólo beneficia a los más pobres del país, sino que atrae a los pequeños empresarios que esperan desde siempre, una ayuda de la banca privada para financiar sus iniciativas empresarias. Así, esta propuesta gana sobre la primera y logra mayor impacto.

El Candidato 3 tiene un problema, sabe que la primera propuesta es inviable a menos que se explique la procedencia de los recursos que permitirá la entrega de un millón de pesos mensuales, que nunca se explicó durante los dos minutos de exposición de la propuesta.

Al mismo tiempo, el Candidato 3 sabe que la segunda propuesta es una gran mentira porque durante décadas esas ayudas que ha dado el gobierno sólo llegan a la banca privada y sólo podrán acceder a ellas, aquellos pequeños empresarios dispuestos a pagar un alto interés de crédito.

También sabe el Candidato 3, que la segunda propuesta de abrir beneficios a empresas extranjeras sólo ha beneficiado a esas empresas que llegan al país y no a la economía de la nación, permitiendo que esa excepción de impuestos genere más vacíos en los ingresos del país, dejando sin la misma oportunidad a los emprendedores nacionales. ¿Qué puede hacer el Candidato 3? Puede perder sus dos minutos cuestionando las propuestas de los otros dos candidatos o usa su tiempo para lanzar la propia.

Las Falsas Promesas en Primera Plana

Les quiero preguntar a ustedes ¿Cuántas falsas promesas fabricó Iván Duque para ganar la simpatía de los votantes? “Menos impuestos, mejores salarios” “Combatiremos la Corrupción de manera frontal” “El que la hace la paga” “No habrá más fracking en Colombia” y puedo seguir nombrando muchas más que se lazaron por los medios y que se convirtieron en el archivo de mentiras más grande que candidato alguno haya logrado prometer, sin intención alguna de cumplir.

No importa el tamaño de la mentira, siempre y cuando el resultado final ponga a ese candidato en la silla presidencial. Una vez en el trono, no existe ley alguna que obligue al ganador a cumplir sus promesas. Así ha quedado demostrado en esta administración que, en poco o nada, le importa el engaño a que fue sometido cada colombiano durante la campaña.

Los Ataques al Líder Preferencial

En cada debate hasta ahora presenciado, se da un factor único, nunca antes vivido en Colombia. Todos los candidatos tienen en su discurso, un párrafo destinado a atacar o desacreditar a quien lidera las encuestas que hoy, dan por ganador a Petro.

La frase que hoy circula en toda el ámbito político de la Derecha es “Todos contra Petro” y eso los lleva a una alianza oscura, en donde se abandonan los ideales de construcción de país, para la defensa de un círculo corrupto de políticos que planean seguir obrando como bandidos, descarados y corruptos que sólo ingresaron a la política para enriquecer sus ya gigantescas fortunas acumuladas por generaciones.

Petro puede enfrentar a una decena de candidatos presidenciales y derrotarlos en un debate uno a uno, pero la manada de candidatos no permitirá que eso sea posible, porque está demostrado que el ataque en grupo, como el de las hienas es mucho más efectivo contra el león, rey de la selva.

La Incoherencia del Debate

Es curioso que en la medida que se presentan los debates, los candidatos de los partidos tradicionales, los mismos que han sido parte de los gobiernos pasados, llegan con propuestas y promesas sin ninguna sustentación, sólo con el fin de seguir engañando al electorado, omitiendo por supuesto que durante los pasados gobiernos de los que fueron parte, desarrollaron y aprobaron leyes en beneficio de otros y no del pueblo colombiano.

Lo Importante es Convencer al Incauto

Existe un negocio político muy bien establecido en Colombia que permite una gama de variedades y alternativas de enriquecimiento.

La contratación de terceros para obtener un porcentaje es el de más bajo nivel, que aún así, provee de grandes beneficios a los políticos que aprueban en bancada la tercerización de contratos.

El narcotráfico en las grandes esferas políticas, le otorga a los mafiosos operar en la sombra de las autoridades, que comprometidas desde los entes de control, garantizan total inmunidad a los grandes capos políticos y penaliza, de cuando en cuando a los autores materiales, dejando limpia la imagen de quienes se esconden detrás del entramado mafioso que cobija gran parte de los políticos de región, que a su vez, usan esos recursos, una vez cada cuatro años para la compra de votos, como parte de un sacrificio de la mafia para mantener activas las defensas de la mafia desde la institucionalidad de los entes de control.

De ahí la importancia de los debates electorales que bajo promesas falsas y absurdas, logran penetrar la mente e ingenuidad de los colombianos para luego justificar el fraude electoral, asegurando que dicho candidato tenía las mejores propuestas y como resultado la victoria en las urnas.

¿Qué pasaría si los debates fueran concentrados a dos candidatos de oposición? Eso nunca pasará porque ellos mismos han asegurado, de manera estúpida y sin reservas, que toda la Derecha se apoyará entre si para derrotar a Petro.

No veremos debates entre Peñalosa con Federico porque sería sentarnos a escuchar como desacreditan a Petro. Ya fuimos testigos de ese debate, en donde Petro, sin estar presente, fue el gran ganador ante las ofensas de sus contrincantes.

Para lograr el uno a uno, serían debates entre Petro y cada uno de los adversarios como parte de una manada y desde el punto de vista publicitario, sería entregarle a Petro el tiempo que necesita para peinar a todos y cada uno de ellos, lo cual los llevaría a una hecatombe política de frente al pueblo y entregándole a Petro mucho tiempo al aire encada debate para ganar más adeptos de los que ya tiene.

El “Copy Paste” de las Propuestas

En su afán por entender el fenómeno Petrista, los jefes y caciques de los partidos tradicionales se sientan a evaluar los discursos y propuestas de Petro, como lo haría un director técnico de fútbol, evaluando a su adversario.

En ese análisis encuentran que las propuestas de Petro tienen mucho sentido, en especial aquellas que benefician a las multitudes y a los más pobres, que al final, representan las mayorías en las urnas.

Entendiendo esto los analistas se encargan de transformar las ideas que son viables para sus intereses, sin atacar a las clases dominantes, ni a los empresarios dueños de los recursos del país.

Aquí es donde comienzan las contradicciones, como la de Iván Duque senador que ataca y condena la violación a la Ley de Garantías, pero que ya en la presidencia y en aras de beneficiar a la Derecha, se enfrenta a las cortes para aprobar el uso de recursos del Estado para sustentar la necesidad de mejorar la economía, pero todos, incluso los militantes del partido de gobierno, saben que es una clara violación a la constitución, pero eso no lo detiene porque el fantasma del comunismo amerita la violación para justificar los resultados.

PostData:
Mantengan la mente abierta y entiendan que las falsas promesas han sido y son el instrumento de los corruptos para convencer al pueblo de votar por el candidato con mejores promesas, sin que logren explicar la sustentación de las mismas.

PostDatica
Tengan presente que cuando un país lleno de corrupción como el nuestro ataca en manada a un candidato es porque hay algo en él que deriva en una realidad que debemos evaluar a consciencia. No se dejen engañar tan fácilmente.