Las clases de HISTORIA en el salón de clases

Por Mao Escribidor

La profesora Sandra Ximena Caicedo decidió, por cuenta propia, realizar un experimento, en donde le pide a su grupo de alumnos de secundaria, evaluar los casos de Falsos Positivos y la posible responsabilidad de Álvaro Uribe Vélez, quien era el mandatario de Colombia cuando se presentaron los casos conocidos por la justicia.

Como era de esperarse, el Centro Democrático lanzó un ataque directo contra la profesora, asegurando que estaba adoctrinando a los alumnos a una mentalidad comunista, que ataca la intachable democracia del país.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

La Historia Oculta

Intentaré ser lo más imparcial posible. ¿Alguno de los procesos de Falsos Positivos se ha investigado a fondo? Algunos casos han sido resueltos parcialmente, lo que quiere decir que se ha detectado y demostrado la culpabilidad de ciertos actores directos del conflicto, muchos de ellos militares activos de las fuerzas armadas y en otros casos de grupos paramilitares, pero cuando la justicia ha pretendido profundizar en la investigación para conocer los autores intelectuales de los más de 6.042 casos de Falsos Positivos, los procesos se desvían y el mandatario presidencial en su momento (Álvaro Uribe Vélez) sale impune de las acusaciones y responsabilidades.

Madres de víctimas de “falsos positivos” esperan justicia en caso de Uribe

El presidente de la república es el jefe de las fuerzas armadas de Colombia y como tal, es el responsable directo de las acciones de sus súbditos, que siguen las ordenes impartidas por parte de las jerarquías establecidas en la línea de comando.

¿Cómo podría enseñarse la historia
de los Falsos Positivos en Colombia,
cuando los procesos son encubiertos
para proteger a los verdaderos responsables?

Algunos militares retirados y otros que fueron condenados, dieron testimonio, asegurando que Álvaro Uribe daba las órdenes para incentivar a los soldados y paramilitares a generar bajas, para enaltecer la promesa de Uribe Vélez de acabar con la guerrilla.

Por supuesto, estos testimonios fueron refutados por la defensa de Uribe y gracias al poder del exmandatario en las cortes, la fiscalía y contraloría, los casos y los testimonios fueron excluidos o desprestigiados para beneficio del Patrón del Mal.

¿Qué deben saber los jóvenes?

Acorde al Centro Democrático ese tipo de información, que a juicio de ellos, carece de un certificado de veracidad, no debería enseñarse en Colombia. Por el contrario, aseguran que se debería enseñar el daño que han causado las guerrillas en el país.

Personalmente creo que se debe contar la historia tal cual es, en donde dejamos claro que la guerrilla en Colombia dejó de ser un movimiento político encausado a mejorar la estabilidad social del país, para convertirse en una empresa narcotraficante que opera bajo un supuesto político que en nada se preocupa por el bienestar de los más necesitados en Colombia.

Igualmente debemos decirle a nuestros hijos que Álvaro Uribe Vélez ha sido un corrupto, que desde sus inicios en la Aeronáutica Civil, concedió autorizaciones a los más famosos narcos del país para construir y usar pistas autorizadas para exportar droga a los Estados Unidos y Europa. Eso está claramente demostrado y perfectamente encubierto por parte del Estado.

También se debe dar a conocer la incidencia del exmandatario en las masacres como las del Aro, en donde acribillaron a muchos campesinos a los cuales se les descuartizó en la plaza pública y después de cortar sus cabezas jugaron fútbol con ellas. Eso es un hecho real, no imaginario.

La Tarea del Educador

El profesor tiene una responsabilidad clara: “Educar a los jóvenes” y esto implica hablar de temas delicados, implica hacerlos pensar y reflexionar sobre nuestro pasado, para entender el presente y corregir el futuro.

Esto implica tocar todos los temas sin prejuicios, sin adoctrinamientos, siguiendo los pasos de las investigaciones que, infortunadamente son cínicamente escondidos por parte del Estado y que a pesar de ello, existen personas como la profesora Sandra Ximena Caicedo, que se atreven a proponer el tema para su análisis en una salón de clases.

Todos deberíamos hacer lo mismo, en más, deberíamos crear conversatorios de análisis y evaluación del país, desde la perspectiva académica, en donde los alumnos puedan conocer la realidad del país y sacar sus propias conclusiones.

Los Jóvenes deben sacar
sus Propias Conclusiones

¿Qué opinan los jóvenes sobre la inversión de 14 Billones de pesos en aviones de guerra cuando el país está afrontando la crisis de la pandemia?

¿Qué piensan los jóvenes de los beneficios que ofrece el Estado a los congresistas con salarios exagerados, carros blindados, escoltas, pago de gasolina y hasta sus cuentas de telefonía móvil?

¿Qué piensan los estudiantes del país al saber que un embajador tiene un laboratorio de coca en su finca y la fiscalía lo es capaz de imputarlo a él, pero sí al mayordomo?

A todos los profesores que me puedan leer, los invito a hablar de estos temas con los jóvenes en los colegios y escuchar lo que ellos piensan.

¿Es la guerrilla un movimiento político o una pantalla para proteger sus intereses económicos con respecto al negocio de la droga?

¿Por qué la guerrilla asesina líderes políticos? ¿Son la piedra en el zapato para el negocio del narcotráfico?

Abramos esa puerta, dialoguemos con los jóvenes, escuchemos sus opiniones, pero ante todo, permitámosle conocer la realidad que vive el país. Ellos son el futuro de Colombia y merecen evaluar su pasado, su presente y decidir sobre su futuro.

Por favor comparte este artículo con amigos profesores, con personas conscientes de la realidad que estamos viviendo.