La Doctora que pagaría porque mataran tanto INDIO vándalo en Cali

Por Mao Escribidor

Cuando leí la noticia de la doctora Juliana Andrea Rojas Neira pensé que se trataba de otra falsa noticia de las que hacen furor en las redes sociales, pero me dio por investigar más, por esculcar las redes y vaya sorpresa, el mensaje era real y de inmediato recordé ese vídeo de una señora residente del barrio Ciudad Jardín en Cali, que defendía su comunidad asegurando que en el barrio habitan médicos y personas respetables y no paramilitares y narcos. Imagino que la señora hoy tendrá que mantener silencio ante la ola de trinos que revelan otra realidad muy distinta.

Detrás de esa apariencia encantadora, propia de la mujer caleña, una mujer profesional en el campo de la medicina, entregada a mejorar la salud de las personas, se esconde una mujer de pensamiento Uribista, paramilitar y siniestro, pero ante todo torpe, estúpida e ingenua. ¿A quién se le ocurre expresarse así en un mensaje de WhatApp? Sólo a alguien muy torpe!

No logró imaginar como se le transformó la vida tranquila y llena de beneficios que podía llevar esta señora (ya no puedo decirle doctora), por culpa de liberar un pensamiento Uribestia en su teléfono.

Ante tal acusación contra la Minga Indígena, contra los manifestantes en general y contra el Paro Nacional, la imagino en un avión con rumbo a Suiza alejándose de las repercusiones que tendrá su mensaje.

Por su parte el Centro Médico Imbanaco tomó las medidas correspondientes para liberar toda culpa por parte de los directivos y el buen nombre de la institución, dando por terminado su contrato de manera unilateral, ante la verificación de los hechos. Lo último que querría Imbanaco es a un grupo de la marcha atacando las torres del centro médico y sería irresponsable de parte de los manifestantes asociar el buen nombre de Imbanaco con el de la ParacoMédica Rojas.

Así que emitieron su comunicado de prensa y mandaron a la señoras Rojas a engrosar la lista de desempleados, que por estos días anda muy larga. La diferencia es que cuando ella vaya a pedir empleo, lo van a pensar mucho antes de aprobar su contratación por miedo a las consecuencias que pueda representar.

La tensión en el país no está para este tipo de comentarios fascistas que incitan a la violencia. Un mensaje como estos en las redes arruina toda una carrera profesional y pone en riesgo a la Comunidad de Gente de Bien en Ciudad Jardín que orgullosos muestran sus fusiles y armas automáticas que defienden la democracia caleña.

La noticia de la señora Rojas ya está dando la vuelta al mundo, noticieros y medios digitales ya están encima de la Bomba Publicitaria que ella solita creo y que ahora le costará su imagen reputación y oferta laboral.

Su nombre debe darse a conocer, no podemos seguir ocultando a aquellos que amenazan la democracia a través de mensajes como este. Ella debe asumir su postura, levantar su frente uribista, paramilitar y dar la cara.

Justo al cierre de este artículo, me llega este comunicado de la señora Rojas en donde se arrepiente de sus actos …

No opinaré al respecto, porque cosas así las he leído de parte de Uribistas y simplemente no tienen justificación.