Juan Pablo Gallo y su ambición por la Cámara de Representantes

Por @EscribidorMao

La política, así como sus personajes, son tan cochinas y mal intencionadas que, dispuestos a mentir y engañar a la ciudadanía, harán lo que esté a su alcance para llegar a ese círculo privilegiado, que hoy, se ha convertido en un negocio de grandes proporciones.

La Ética y el Negocio

Personajes como Juan Pablo Gallo o Fabio Arroyabe no han entendido la realidad que afronta el país. Para ellos los titulares de los medios que condenan la corrupción y la desfachatez de los círculos políticos, no son algo que deba preocuparles, porque en su mente sólo cabe el llegar al poder y comenzar a ejecutar sus planes siniestros en contra de la nación, en contra de la ética que debería existir por aquellos que buscan llegar al congreso, justo ahora cuando el Pacto Histórico anhela cambiar los congresistas que no sirven para nada y que sólo llegan a negociar con los recursos de los colombianos.

Ariel Ávila se cagó literalmente a Juan Pablo Gallo, cuando en su columna destapa el pasado y los antecedentes de Gallo y sus aspiraciones a la Cámara por el departamento de Risaralda.

Las Contradicciones de Gallo

Esta valla publicitaria de Gallo, describe claramente que la ciudadanía de Risaralda no debe votar por candidatos de otras regiones porque no vendrán a la defensa de sus necesidades. Hasta ahí tiene coherencia su anuncio, pero …

… resulta que Juan Pablo Gallo anda detrás de Fabio Arroyabe, el congresista del Valle del Cauca, buscando negociar unos votos para Gallo desde el Valle del Cauca.

Arroyabe no es lo que podríamos decir un semillero de votos, apenas si pudo reunir 45.000 en las pasadas elecciones y de seguro no estará dispuesto a compartirlos con Gallo, pero lo que si dejan en claro estos dos personajes es que, a pesar del cambio de pensamiento en la mente del elector colombiano para el 2022, ellos sueñan que podrán seguir engañando a la ciudadanía, promulgando no entregar el voto fuera de la región cafetera, pero si obtener votos en el Valle del Cauca y el pacífico colombiano. ¿Bajo que promesa? ¿Cómo poder sustentar no votar por nadie fuera del eje cafetero, pero salir a buscar votos en otras regiones?¿Hasta dónde llegaría su engaño para lograrlo?

Al Gallo le falta linaje

Cabe recordar que la alcaldía de Gallo fue una de las peores que ha tenido Pereira, al punto que su mandato fue suspendido por la Procuraduría General de la Nación y no fue por quemar pólvora el día de las velitas.

Al inicio de su campaña, el exalcalde se atrevió a usar la imagen de Lucas Villa, creyendo equivocadamente que atraería a las juventudes y ocurrió todo lo contrario, la comunidad se le vino encima por abusivo y ventajoso.

El DESGRACIADO de Juan Pablo Gallo, porque no hay otra palabra para describirlo, lanzó EN MEDIO DEL PARO su campaña política al senado usando la imagen de Lucas, es un cochino oportunista. Siendo además quien nos dejó puesto al actual alcalde de Pereira pic.twitter.com/tXqXTJWRhS— Carlos Piedrahíta (@cpiedrahitao) May 9, 2021

Hoy quiero dedicar esta columna para castigar a Juan Pablo Gallo y al otro gallo tapao de Fabio Arroyabe que piensa ayudar a su gran amigo a obtener votos del Valle del Cauca para llevarlo al congreso, pero que tendrá que vérselas con muchos opositores como yo, Ariel Ávila y demás activistas que van a encargarse de hacerle una mala imagen a ver si aprende que, este país ya no come de cuento y que los corruptos y malos gobernantes deben hacerse a un lado o largarse antes que regresar a sus vicios políticos de siempre.

Ojo Arroyabe que con usted también va esta campaña y no se sienta muy seguro con esos votos que tiene, las redes pueden destapar muchas cosas que su mercé tiene guardadas y que serán usadas para mostrar la realidad que se quiere ocultar.