“A otro perro con ese hueso” Álvaro Uribe miente sobre las CHUZADAS del DAS

¿A quién quiere engañar presidente Uribe? – Gustavo Bolívar.

Primero escuchemos a Gustavo Bolívar, que con los guevos muy bien puestos, le canta la tabla al Honorable Senador Álvaro Uribe, que segundos antes, aseguraba que durante sus mandatos presidenciales No hubo cruzadas por parte del DAS.

Para el expresidente Uribe, que vive en otro mundo (en donde todos confabulan contra él y todo lo que él ha hecho por esta nación es transparente y por el beneficio de la sociedad), en ese mundo de fantasías apoyado por todos los fervientes creyentes del Centro Democrático que lo alaban como si fuese la imagen del mismísimo Jesucristo, en esa realidad virtual que sólo cabe en su cabeza, nunca en sus gobiernos, el DAS interceptaron teléfonos o correos de ninguna persona. Por favor señor Uribe, no salga con esas mamadas que no le quedan bien.

Ese discurso fue creíble por allá en el año 2002, cuando gozaba usted de credibilidad, cuando no sabíamos de sus andanzas y de los cientos de casos (en esa época), de falsos positivos y de autorizaciones para pistas de aterrizaje para Don Pablo Escobar. En esos años, teníamos los ojos vendados, creyendo que usted era la salvación del país.

Hoy, su imagen positiva está reducida a casi un 30%, pero tranquilo que haremos una fuerte inversión desde el gobierno, para desviar una platica y pagarle a una agencia de la casa, que vuelva a ponerlo por allá en las cifras que a usted le gusta, pero por ahora, acepte que no es usted una persona de confiar en este país.

Si yo fuera su asesor personal
le haría estas recomendaciones:

VENDER TODO
Le recomiendo vender el Uberrimo, igual esa finquita, como dice su declaración de renta, no produce sino gastos y nada de plata. También toca vender todas las propiedades y ver como sacamos esos caballitos que tiene en las pesebreras. Todo eso hay que hacerlo porque los comunistas esos de la Colombia Humana andan detrás de esas tierras dizque para convertirlas en productivas ¿Qué se habrán creído los Petroskis esos?

Uribe se recupera en su finca 'El Uberrimo' | RCN Radio

ASILO POLÍTICO
Este país está lleno de torcidos y ya muchos se están poniendo en su contra, así que como su asesor, recomiendo que miremos países, a donde podamos pedir asilo político, porque todos sabemos que usted está siendo injustamente perseguido. No queremos que termine como Alberto Fujimori a quien injustamente lo metieron a la cárcel, no queremos eso para usted, pero debemos escoger muy bien el país, porque su causa salvadora debe trascender fronteras y llegar a donde otros no han atrevido.

El ABC del asilo - CEPAZ

ENTREGAR EL MANDO
Por último, lo mejor es entregar el mando del partido, pero eso no puede gratis, toca pedirles algo de plata para cubrir los muchos gastos que se nos vienen encima. Yo creo que debería dejar a la mujer que siempre estuvo a su lado, la que luchó sus batallas, la que lo idealiza hasta la muerte y llevará su buen nombre a los libros de historia que se escribirán, inspirados por su valor y entrega a la patria, le hablo de Paloma Valencia, ella con su soberbia y su manoteo ha logrado demostrar que es la versión femenina del Patrón del Uribismo, ella merece su ascenso al trono del partido, teniendo a su lado a su hermana negada, María Fernandita Cabal, que con sus ideas brillantes y expresiones certeras en las redes, lograran unificar al partido y llevarnos a la victoria de nuevo.

Los discursos febriles de Paloma Valencia en defensa de Uribe que ...

Pero como nada de esa mierda va a pasar, sugiero que se prepare porque sus días de impunidad se están agotando, su poder se está derrumbando y ya sólo un pequeño grupo, cree en sus engaños.

Usted está tan mal de imagen, que en su propia tierra paisa, es motivo de desgracia y repudio, usted no representa al paisa pujante y trabajador, usted solo refleja odio y rencor por todo el daño que ha hecho en este país.

Al menos tenga dignidad,
acepte con criterio sus
responsabilidades y
asuma su derrota.

SOMOS LA RESISTENCIA INTELIGENTE
y a usted y su partido no le comemos de cuento